10 tips para dirigir una PYME

El emprendedor se le ocurre una idea con base en su experiencia y decide ponerla en práctica, pero una vez que arranca la empresa se queda estancado, ya que no es capaz de brincar al siguiente nivel: de dar el paso de emprendedor al de empresario.

  1. Dedícate a lo que mejor sabes hacer: Identifica para que eres bueno y sé el mejor en ello. Descubre cuál es tu nicho y aplícate; no puedes ser el mejor en todo y al querer hacerlo te conviertes en uno más que hace lo mismo. No importa qué tipo de negocio tengas.
  2. Apapacha a tus clientes: Recuerda que la razón de ser de tu negocio es: ofrecer algo para alguien más que lo necesite. Investiga el motivo por el qué acuden tus clientes contigo y te sorprenderás al saber sus respuestas. Utiliza esa información para ofrecer lo que tus clientes quieren.
  3. Cuida el flujo de caja: Es de suma importancia mantener la liquidez en tu negocio y definir una estrategia que te permita mantener la viabilidad de la empresa tanto al corto como al largo plazo. Determina tus costos y gastos mensuales y revisa que sean acordes con lo que ingresa. Separa tus gastos personales de los de la empresa.
  4. Que tus enemigos se mantengan cerca: Ese viejo refrán de que mantengas a tus amigos cerca, pero a tus enemigos aún más cerca, no podía haber sido mejor orientado a los negocios. Identifícalos, estúdialos y mantente al tanto de sus movimientos. Al conocer sus ventajas competitivas, encontrarás sus debilidades que te permitirá anticiparte a sus jugadas.
  5. Compárate con el líder: Revisa que está pasando en tu sector, quiénes son los lideres y por qué. Mantente actualizado con noticias que tengan que ver con tu industria; sigue a los líderes en las redes sociales como Facebook, Linkedin, Google +, visita sus sitios web y sitios especializados, suscríbete a sus boletines y noticias.
  6. Complementa tus servicios: Trata de crear promociones cruzadas. También puedes unirte con otras empresas que tengan servicios complementarios a los tuyos y ofrezcan promociones en conjunto que les permitan crear sinergias. Asegúrate que la otra empresa comparta los mismos valores y normas a los tuyos.
  7. Involucra a la familia: Parecerá obvio, pero el éxito en la continuidad dependerá de las siguientes generaciones. Desde pequeños los hijos deben de saber de dónde se obtienen los recursos que nos permiten llevar una vida digna. Transmíteles los valores familiares y de la empresa, por medio de ciertos juegos y el trabajo en equipo.
  8. Desarrolla nuevos talentos: Uno de los problemas más frecuentes de los fundadores de las empresas es la dependencia hacia ciertas personas para la operación y administración del negocio. Capacita y promueve a toda tu gente. Te aseguro que encontrarás a más de uno que también te puede servir de apoyo.
  9. ¡Disfruta la vida!: Que tu negocio sea una satisfacción y no una calamidad. Asegúrate que tu trabajo sea lo que quieres hacer en la vida, ya que de esa manera lo harás mejor y no lo verás como un trabajo, sino como una parte importante de tu persona. No dejes que el negocio te absorba, date el tiempo de explorar otras actividades, practicar algún deporte o simplemente descansar. La vida es muy corta para pasar esclavizado del negocio.

Recuerda que él ser dueño de una PYME no tiene que ser una labor titánica, Descubre tus pasiones y esfuérzate por conseguirlas, no vale la pena trabajar en algo que no te satisface.