Aspectos importantes para iniciar un nuevo negocio

  • ¿Cómo valido mi idea para iniciar un negocio?
  • ¿Qué aspectos debo considerar?

Todo proyecto de empresa parte de una idea que nace al detectarse una oportunidad de negocio, identificándose así un “hueco” de mercado, esta idea inicial debe poseer “algo” que la distinga de lo ya existente, que la haga especial, ese “algo” será su factor de éxito. Por ejemplo: Trabajas en una escuela e identificas que los niños estarían contentos de tomar clases deportivas por la tarde y que puedes emplear tu propia infraestructura –patio escolar- para generar otros ingresos. O cuentas con tierras de cultivo y decides sembrar productos orgánicos para tiendas naturistas.

Una vez encontrada la idea, es imprescindible seguir unos pasos claves para validarla.

  • Lo primero es reunir toda la información posible existente, acerca de nuestro tipo de negocio elegido, puedes acudir al INEGI (http://www.inegi.org.mx), páginas de las secretarías de estado o buscar en internet estudios sobre tu tema.
  • Definir las necesidades que pretendemos satisfacer con nuestra empresa para ver si se puede adaptar a lo que necesita el mercado, por ejemplo: se identificó que la industria farmacéutica para destruir el remanente de medicamentos que esta por caducar lo realiza en parte de manera manual y se podría crear una maquinaria para que separe materias primas útiles, por lo que se debe conocer si los laboratorios lo ven como una necesidad por la que pagarían.
  • Comprobar si lo que vamos a hacer ya lo intentó alguien anteriormente o lo está intentado en la actualidad y con qué resultado, analizaremos entonces su experiencia para sacar consecuencias positivas para nuestro proyecto.
  • Investigar y comprobar que la nueva idea no vaya contra las leyes establecidas de un país, tanto en lo político, social y/o ambiental. Es importante asesorarse por medio de universidades o un experto para ver si es viable realizar el proyecto, por ejemplo: si quiero hacer un vehículo necesito conocer las normas técnicas que me pide la ley, si existen estímulos fiscales para mi actividad o prohibiciones.
  • Analizar y evaluar las debilidades, amenazas, dificultades de nuestra idea, intentando introducir modificaciones para minimizarlas en lo posible.
  • Finalmente plantear, siendo realistas, si nuestro proyecto se puede llevar a la práctica. Al final, el consumidor es quien juzgará por medio de la investigación de mercado si tu modelo funciona o no, así que construye rápido tu modelo y prueba si tus ideas funcionan.

El retorno social de tu empresa

En la actualidad están surgiendo nuevos modelos de negocio, donde la empresa ya no se crea “sólo” para dar respuesta a las necesidades detectadas de las personas y buscar así el máximo beneficio de esta detección, sino que son organizaciones que dentro de su finalidad empresarial y de su modelo de negocio llevan incorporada una finalidad de retorno a las necesidades reales de la sociedad, para ello se requiere la elaboración de Manuales, para un mejor desempeño de cada una de las áreas.

Este nuevo modelo se basa en que la empresa, aparte de ser una entidad con una finalidad económica y que ofrece cubrir unas necesidades del mercado, tiene que conseguir unos resultados sociales (sean medioambientales, sociales, etc.) determinados, ya que si no lo consigue la empresa pierde cualquier tipo de sentido. Estas empresas tienen dentro de su planteamiento de negocio unos objetivos de retorno social, buscando en la mayoría de los casos un equilibrio. Por ejemplo, una empresa dedicada a hacer paneles solares para economizar energía puede también contribuir por medio de una empresa social a personas que no tienen electricidad mediante una fundación a donar paneles solares a bajo costo a personas que no cuentan con electricidad.