5 Requisitos para mejorar tus ventas y tus utilidades

  • ¿Te faltan recursos económicos para pagar la nómina o los proveedores?
  • ¿Te falta capital para invertir en el crecimiento del negocio?
  • ¿Ya no ganas tanto dinero como antes?

Una preocupación fundamental en cualquier organización independientemente de su producto, de su tamaño, de su giro y de su situación geográfica es sin duda el tener un motor fuera de borda que todos los días este generando ventas y en consecuencia utilidades que le permitan al negocio seguir adelante creciendo. Sin embargo, este trabajo de producir ventas y utilidades que es de los más importantes muchas veces queda descuidado por ceguera de taller, por burocracia administrativa o tamaño de la estructura organizacional (gente de cobra y no necesariamente trabaja y produce). Y de pronto ya no tienes la liquidez necesaria para cubrir la nómina, los pagos de proveedores, comprar maquinaria y equipo, remodelar oficinas y sucursales, invertir en proyectos de mejora o tecnología.

Por eso a continuación quisiera compartir contigo cinco requisitos indispensables qué hemos visto que son importantísimos tener en cualquier empresa para poder incrementar tus ventas y tus utilidades.

  1. Necesitas mejorar tu estrategia empresarial que te permita tener un buen presente y un mejor futuro. Es decir, necesitas entender muy bien cuáles son los factores que te hacen tener presencia en tu mercado, que tus futuros clientes te localicen, que tus prospectos identifiquen las diferencia frente a tus competidores. Y esto lo puedes lograr si tomas la molestia de cuando una vez al año de hacer un proceso de planeación estratégica de manera formal con los miembros de tu equipo directivo y con una metodología formal. Dentro de ese proceso de planeación vas a poder visualizar hacia dónde quieres ir, qué objetivos quieres lograr y sobre todo, cómo vas a lograr esos resultados. De tal forma que el incrementar ventas hoy utilidades no es solamente una cuestión de suerte, de inercia o de casualidad, necesitas tener un avión de planeación estratégica que te permita definir tus metas y un tren de aterrizaje con el cual conviertas tus ventas y utilidades en realidad.
  2. Necesitas tener una estrategia comercial que consolide la forma en la que actualmente estás haciendo llegar tus productos al mercado. Sea que necesites más y mejores vendedores, que necesites incursionar en la mercadotecnia digital, que necesites abrir más puntos de venta, más sucursales o franquiciar tu negocio, o que te encuentres y localicen tus clientes por medio de tus relaciones públicas, tu página web, por medio de tus blogs, de tus redes sociales, etcétera, pero no puedes esperar más ventas y más utilidades si no le dedicas tiempo, dinero y recursos a mejorar tu estrategia comercial.
  3. Tienes que alinear a todos los miembros de tu organización hacia las ventas y las utilidades. Esto quiere decir que desde la recepcionista y el obrero, hasta los ejecutivos y gerentes están para ayudar a atender a los clientes y directamente generar más ventas y utilidades. Todos deben ser vendedores, incluidas las áreas administrativas como cobranza, recursos humanos. Si puedes lograr que todo el personal aunque tenga un puesto diferente de ventas entienda que es su principal contribución es hacia las ventas y utilidades de todo el negocio.
  4. Necesitas monitorear constantemente el mercado para ver cuáles son las nuevas necesidades tanto de tus prospectos con de tus clientes. Y que reconozcas y entiendas las tendencias del mercado. Cada negocio en particular tiene implícitos algunos riesgos de tal manera que la medida que tú visualice lo que puede ocurrir oportunamente los soles o penumbras que ves en tu negocio para este y los próximos años seguramente podrás tomar las precauciones debidas para aprovechar las oportunidades o para prevenirte por anticipado que viene un huracán. Si tienes bien puesto el radar seguramente tendrás más probabilidades de hacer mejor las cosas en comparación con aquellos quienes solamente viven aferrados al presente y a la forma de hacer negocios en las glorias pasadas.
  5. Procura que en tu embudo comercial existan permanentemente cuando tres tipos de clientes:
  • clientes calientitos con los cuales estas a punto de cerrar negocios.
  • clientes tibios que aun cuando sigues en concurso tiene información tuya, reconocen tus ventajas y continúan en la negociación contigo.
  • clientes fríos, es decir prospectos que aún están lejos de ti física y emocionalmente pero que sin duda están buscando productos como los exactamente tú haces.

En conclusión las ventas y las utilidades son un resultado directamente proporcional al esfuerzo que el gerente general, la fuerza de ventas, el equipo de mercadotecnia y toda la organización realizan diaria y conscientemente. Si no están vendiendo significa que estas incumpliendo con alguno de los cinco pasos anteriores o que estas omitiendo dedicarle todos los días tiempo a perfeccionar tu proceso de ventas y tu proceso de utilidades. Y si lo estás logrando entonces tus socios, tus clientes tus colaboradores, tus proveedores y la sociedad en general te lo van agradecer.

Firma Bloog