¿Cómo maximizar los rendimientos del recurso HUMANO en la empresa?

entrenamiento-de-futbol-campo-de-futbol1

Como empresario o directivo de una organización, seguramente una de sus máximas preocupaciones está en alcanzar los mejores rendimientos de su empresa. Pero es un verdadero reto, hacerlo con los recursos más complejos de la empresa: los humanos.

Nadie o casi nadie desconoce el principio para lograr el mejor rendimiento de los recursos: darles el mejor uso y no olvidarse de su mantenimiento. Mientras tengamos por ejemplo, nuestras instalaciones, maquinaria y equipo en buenas condiciones y los utilicemos de acuerdo a su instructivo, los resultados serán los esperados.

En el caso de los recursos humanos, aplica igualmente este binomio: un buen “mantenimiento” para tenerlos en las mejores condiciones y un buen “uso” para obtener el mejor desempeño de los empleados.

La falta o debilidad de uno de los dos miembros del binomio, hará que este no funcione. Es como si se tuviéramos un poderoso auto de carreras pero sin un piloto experimentado. O contar con el mejor piloto de fórmula uno y tener un auto mal cuidado que se descompone a cada rato.

EL “MANTENIMIENTO” DE LOS RECURSOS HUMANOS

RH_2015¿A qué me refiero con las labores de “mantenimiento” de los trabajadores y empleados? Me refiero a ofrecer a los empleados las condiciones, herramientas y demás satisfactores necesarios para que satisfagan sus necesidades, deseos y expectativas que esperan al prestar sus servicios a la empresa, con el propósito fundamental de que se sientan a gusto en el trabajo y “quiera trabajar”, en lugar de que “tengan” que trabajar.

¿Pero que pasa en muchas empresas? En mi experiencia de tres décadas, como gerente de recursos humanos en una empresa trasnacional y como consultor en diversas empresas, he visto con mucha frecuencia, empresas que por un lado escatiman y limitan todo lo que deberían de ofrecer a sus empleados.

EL USO DE LOS RECURSOS HUMANOS

¿A qué me refiero con el “uso” de los trabajadores y empleados? Me refiero a la forma como sus jefes o sus líderes los manejan o los dirigen, respectivamente; con el propósito fundamental de lograr que cumplan eficientemente con sus funciones o cumplan sus objetivos.

¿Pero qué pasa en muchas empresas que no logran este propósito? Igualmente, he visto las prácticas de muchos jefes, van en sentido contario. No saben cómo pedirle y lograr que la gente dé su mejor desempeño.

EL PRINCIPIO DE RECIPROCIDAD

Después de mucho tiempo de trabajar en Recursos Humanos, he llegado a la conclusión de que la clave para lograr el mejor rendimiento de los recursos humanos está en el principio de RECIPROCIDAD que consiste en que la empresa dé lo que tiene que dar y los empleados hagan lo mismo.

Pero ¿quién tiene que dar el primer paso? Pues sin duda alguna, es la empresa quien debe dar el primer paso; es decir, dar para después recibir. Y luego, saber pedir y conseguir que los empleados aporten su parte.Beneficios_2015

¿Qué estrategias, sistemas, políticas y procedimientos recomiendo a mis clientes para que trabajen en estos dos grandes puntos?

Primero. Por un lado, que el departamento de recursos humanos, se preocupe y promueva con los departamentos de mantenimiento y compras, etc.:

  • Condiciones físicas de trabajo adecuadas para el personal (amplitud, luminosidad, temperatura del lugar de trabajo.
  • Equipos y herramientas de trabajo adecuados y en buenas condiciones.
  • Servicios al personal funcionales (baños, lugar para calentar y tomar sus alimentos, estacionamiento, etc.)

Y por el otro, que recursos humanos cuente con:

  • Un Programa de inducción para acelerar su identidad e integración del personal de nuevo ingreso a la empresa.
  • Un sistema de comunicación interna para mantener al personal debidamente informado sobre misión y visión de la empresa, valores institucionales; así como de los sucesos importantes de la empresa.
  • Un sistema de administración de sueldos y prestaciones para que el personal perciba que la retribución a su trabajo es equitativa, justa y competitiva.
  • Una encuesta de clima organizacional, que mida periódicamente el grado de satisfacción del personal en temas como: identificación con la empresa y seguridad en el empleo, condiciones ambientales de trabajo, sueldos, prestaciones y servicios al personal, liderazgo de sus jefes en cuanto a su estilo, etc.

Segundo. Para promover un eficiente desempeño del personal que redunde en resultados el departamento de recursos humanos deberá de generar:

  • Políticas y normas para fijar al personal reglas claras para poder trabajar en orden, en temas como: asistencia y puntualidad, permisos y vacaciones, prohibiciones, etc. y –en su caso- aplicar las sanciones respectivas.
  • Descripciones de puestos para que a cada persona le queden claras las funciones o áreas de responsabilidad donde debe dar resultados y las bases para evaluar su eficiencia.
  • Un sistema de administración por objetivos para que cada responsable de área trabaje, sea medido y premiado por sus resultados.
  • Un sistema de evaluación del desempeño para que los jefes evalúen y retroalimenten a su personal como un medio de mejora continua de su eficiencia.

Y quizás lo más importante: que todos los supervisores, jefes, gerentes y directores estén debidamente capacitados y sean evaluados y premiados por dirigir a su personal bajo los PRINCIPIOS DE UN LIDERAZGO EFECTIVO, a través de:

  • Darle a la gente, un trato de primera, conociéndolos más a fondo (sus gustos, sus intereses, sus preocupaciones, sus valores), escuchando con atención sus comentarios, empatando cuando muestre alguna emoción, etc.
  • Dar a su gente seguridad psicológica en el empleo; evitando las amenazas de castigos o despidos.
  • Dirigir a sus colaboradores con base a la confianza en ellos y con estilo participativo; cuidando por un lado, el bienestar y el desarrollo de su gente y, por el otro, el logro de los objetivos del área.
  • Capacitar a la gente para el mejor desempeño de su trabajo.
  • Propiciar los éxitos de la gente, por medio de asignarles tareas o proyectos retadores, así como mayores responsabilidades en su mismo puesto que les permita alcanzar el éxito.
  • Dar reconocimiento a la gente por los pequeños y grandes logros o méritos.
  • Descubrir las potencialidades de la gente para propiciar su desarrollo.
  • Desarrollar altas expectativas en sus colaboradores y expresarles la fé que se tiene en ellos.

En adición, los ejecutivos, para maximizar los resultados de su área, deberán ser capaces de implantar una cultura entre sus colaboradores de TRABAJO EN EQUIPO, por medio de:

  • Adoptar actitudes que fomenten el espíritu de equipo.
  • Favorecer la integración de los miembros de su equipo.
  • Establecer y hacer cumplir en su área con los principios de confianza, respeto y colaboración entre.

Como ven, son muchas las acciones que se deben llevar a cabo y en la práctica la mayoría de las empresas, aunque trabajan en muchas de ellas, se pierden al paso del tiempo y no logran que sus recursos humanos den todo lo que pueden y deben dar. ¿Por qué? Mi respuesta como consultor es que falta un Plan estratégico de Recursos Humanos que integre todas esta acciones y que se lleve a cabo de manera constante y consistente a lo largo del tiempo hasta alcanzar la meta trazada: elevar el rendimiento de los recursos que más impacta en resultados de la empresa: los recursos humanos.

Firma Bloog