Conclusiones para ser un mejor Estratega

estrategia-de-trading

Si deseas intensamente alcanzar todos tus objetivos y metas es muy importante que sigas aprendiendo que como estratega es más importante desarrollar estrategias que te faciliten lograr tus objetivos en lugar de solo echarle muchas ganas. Un estratega efectivo se percibe por la capacidad continua de concebir e implementar estrategias efectivas y contundentes. Si los estrategas aprenden a mejorar su efectividad generarán estrategias que contribuyan al logro de los objetivos de su empresa u organización. Puede haber sangre, sudor y lágrimas pero ante todo habrá inteligencia puesta en acción. Si eres un buen estratega seguirás cosechando objetivos y metas. Si no eres es un buen estratega, sigue trabajando inteligentemente para ser cada día mejor. Un hombre extraordinario es un hombre ordinario que hace cosas extraordinarias.

  1. Reconoce todas tus virtudes / habilidades / cualidades. Sobre ellas te apalancarás para lograr la mayor parte de tus objetivos.
  2. Aprende a corregir tus defectos y rodéate de gente más talentosa que tú que tenga esas virtudes que a ti te hacen falta y te complemente en el logro de objetivos y metas específicas.
  3. Lee, escucha, observa, estudia y analiza mucho. Descubrirás que otras personas ya han pasado por circunstancias similares y han “descubierto o inventado” soluciones que te pueden servir de referencia.
  4. Rodéate de otros estrategas que te ayuden a generar una gran cantidad de estrategias. Califícalas en función de su impacto, de la cantidad de recursos a utilizar, de su sencillez, de su costo, etc.
  5. Sigue perfeccionando tus estrategias. Si las pones en práctica, experimentas y te atreves a poner las estrategias en acción cada vez serán mejores para ti y tu organización.
  6. Usa simultáneamente estrategias ofensivas y defensivas.
  7. Dosifica tus estrategias para irlas usando de una por una si no funcionan como te las imaginaste.
  8. Sigue pensando cómo alcanzar los objetivos de una manera más efectiva.
  9. Amplia tu visión y el contexto de la situación para aprender a encontrar las correlaciones entre estrategias y resultados.
  10. Sigue desarrollando nuevas virtudes y cualidades.

Pensar ayuda al crecimiento y al desarrollo de la organización. No pensar solo ayuda en el mejor de los casos a la sobrevivencia de la organización. Pensar suma, no pensar resta. Pensar multiplica, no pensar divide.

 Por ello, dos preguntas finales de reflexión son: ¿Serán mejores las estrategias instintivas que generan los animales para sobrevivir? o ¿Serán mejores las estrategias pensadas que generan los estrategas que dirigen una empresa u organización para sobrevivir, crecer y consolidarse en este mundo cada vez más competido?

Si nos decidimos de manera consciente, todos los seres humanos tenemos el gran privilegio de poder utilizar nuestra inteligencia para incrementar el bienestar común de la humanidad y llegar a tener mejores condiciones de vida. Pero si por otro lado, los estrategas usan solo su instinto y no aprenden a pensar mejor desperdiciarán estrategias y actividades que solo en pocas ocasiones les permitirá alcanzar los objetivos que se proponen.

Firma Bloog