Consultoría Empresarial | Obtén un buen servicio de Consultoría paso 5 de 5

QUINTO PASO: DESARROLLO DEL PROYECTO

Este paso es el corazón del proyecto y es el que más tiempo, talento y energía demandará tanto de la empresa como del consultor. El propósito de este paso es cumplir cabalmente en tiempo y forma los resultados planteados en el proyecto.

Las actividades principales que debe realizar la empresa en el desarrollo del proyecto son:

Proporcionar al consultor todas las facilidades por él requeridas: información, espacio, lugar de trabajo, teléfonos, faxes, papelería, acceso a todo el personal, acceso a los directivos, tiempo, reuniones de trabajo, etc.

  • Asignar a un líder interno del proyecto.
  • Dar apoyos personales del equipo directivo: Recursos Humanos, Informática, Mercadotecnia, Finanzas, Planeación, etc.
  • Trabajar intensamente en las tareas asignadas por el consultor.
  • Ser un buen discípulo dispuesto a aprovechar al máximo los conocimientos y experiencia del consultor.
  • Respetar el programa de actividades ordinarias y extraordinarias.
  • Cubrir oportunamente los compromisos económicos con el consultor.
  • Evaluar periódicamente los avances parciales del proyecto.
  • Tomar en cuenta los consejos y sugerencias del consultor.
  • Exigir reportes periódicos del consultor acerca de los avances y sugerencias para seguir mejorando el proyecto.
  • Dar el Vo. Bo. a la conclusión exitosa del proyecto.
  • Solicitarle al consultor una nueva propuesta para darle continuidad al proyecto, cuando así sea requerido.

Las actividades principales que debe realizar el consultor en el desarrollo del proyecto son:

  • Trabajar en las instalaciones de la empresa cuando sea estrictamente necesario.
  • Trabajar en sus oficinas propias para realizar reportes, análisis, sugerencias, minutas y otra información adicional.
  • Apegarse al programa de trabajo.
  • Implantar las etapas y actividades según lo planeado.

Poner al servicio de la empresa toda la información y todos los recursos del consultor: oficinas, teléfonos, faxes, correo electrónico, fuentes de información, bases de datos, bibliografía, contactos, casos, staff de consultores, etc.

  • Diseñar y reproducir materiales de trabajo adecuados a las necesidades del proyecto.
  • Participar en otras reuniones de trabajo a que lo invite la empresa.
  • Aconsejar permanentemente a la empresa.
  • Mantener constante comunicación con la empresa a través de reuniones formales e informales.
  • Tomar en cuenta los consejos y sugerencias de la empresa.
  • Evaluar periódicamente los avances del proyecto y comparar los resultados contra las metas parciales.
  • Elaborar planes de acción preventiva y correctiva que refuercen el proyecto y aseguren los resultados esperados.
  • Entregar un reporte completo al finalizar el proyecto, y pedir el Vo. Bo. de la empresa.
  • Presentar una nueva propuesta para darle continuidad al proyecto, cuando así se considere conveniente y necesario.
  • Mantener la confidencialidad de toda la información propiedad de la empresa.

Llegar al final de este proceso de consultoría genera satisfacción tanto en los empresarios y directivos como en el consultor por haber alcanzado (y en ocasiones haber excedido) los resultados, las metas y los objetivos contemplados en el proyecto correspondiente.

Firma Bloog