EL CUERPO HUMANO, EJEMPLO DE PERFECCIÓN Y TRABAJO EN EQUIPO

¿Por qué todas las personas son importantes?
Libro Vitamorfosis Vol II

Tomado del libro VitaMorfosiss®, Volumen II
De Martín G. Álvarez 

Porque el cuerpo, en realidad, no es un solo miembro, sino muchos. Si el pie dijera: “Porque no soy mano, no soy parte del cuerpo”, no por esta razón deja de ser parte del cuerpo. Y si la oreja dijera: “Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo”, no por esta razón deja de ser parte del cuerpo. Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿dónde estaría el [sentido del] oído? Si todo fuera oído, ¿dónde estaría el olfato? Pero ahora Dios ha colocado a los miembros en el cuerpo, cada uno de ellos, así como le agradó. Si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? Pero ahora son muchos miembros, aunque un solo cuerpo. El ojo no puede decir a la mano: “No tengo necesidad de ti”; o, de nuevo, la cabeza [no puede decir] a los pies: “No tengo necesidad de ustedes”. Antes bien, con mucho el caso es que los miembros del cuerpo que parecen ser más débiles son necesarios, y a las partes del cuerpo que creemos que son menos honorables, a estas las cercamos de más abundante honra, y así nuestras partes indecorosas tienen el más abundante decoro, mientras que nuestras partes decorosas no necesitan nada. No obstante, Dios compuso el cuerpo, dando más abundante honra a la parte a que le hacía falta, para que no hubiera división en el cuerpo, sino que sus miembros tuvieran el mismo cuidado los unos de los otros. Y si un miembro sufre, todos los demás miembros sufren con él; o si un miembro es glorificado, todos los demás miembros se regocijan con él.

Primera Carta de Pablo a los Corintios 12:14-26

 

Cuando a principios de este año 2010 supe que Nick Vujicic venía al teatro Metropolitan de la ciudad de México a dar una conferencia titulada “Una vida sin límites” inmediatamente reserve en mi agenda la fecha jueves 29 de abril de 2010. Pero ocho días antes me llegó una invitación del Tec de Monterrey Campus Estado de México para verlo dos días antes, el día 27 de abril de 2010 en el gimnasio por la módica cantidad de $100.00. Inmediatamente compré diez boletos para compartirlos con mi familia y algunos de mis amigos para que pudieran beneficiarse de escuchar como este joven australiano de 25 años, sin brazos y sin piernas ha salido adelante en su vida. Ha sido exitoso, tiene dos carreras profesionales, utiliza la computadora, puede nadar y ahora anda por todo el mundo viajando y dando cientos de conferencias “motivacionales” que invitan a que todo el mundo pueda lograr todo lo que se proponga sin importar los miembros que le hagan falta a su cuerpo. El éxito o el fracaso es mental, no corporal.

¿Te imaginas siquiera vivir por un instante una vida sin brazos y sin piernas y aún así luchar diariamente de forma incansable por alcanzar tus sueños? Yo al ver a Nick lleno de vida y con una sonrisa a flor de labios lloré de emoción. Me dio mucho gusto ver la alegría, el entusiasmo y el carisma con que este hombre narra su vida sin mayores intenciones que ser un hombre con una misión en la vida y servir de inspiración para muchos otros. Al final de su conferencia, como si hubiese sido una extraordinaria obra de teatro, todos estábamos de pie aplaudiendo y gritando ¡Bravo Nick! ¡Bravo!. Sin duda, este telón de ovaciones se lo mereció no tan solo por dar esta magistral conferencia sino por ser un hombre triunfador que aprendió a utilizar todos los dones que Dios le dio sin queja y con gracia.

Sus tres conceptos más destacados en su conferencia fueron:

  1. Tener inspiración,
  2. Tener valores, y
  3. Hacerlo mejor 

Nada nuevo en estos tres conceptos ¿verdad? Pero sin duda ejemplificado al estilo Nick Vujicic, sin duda llegan a lo más profundo de nuestro corazón y a la mayoría de los que lo escuchamos nos hace reflexionar en el poder de estas ideas firmemente arraigadas en la mente de Nick y disciplinadamente ejecutadas.

Pero, ¿Qué tiene que ver Nick Vujicic con mi analogía para las empresas y organizaciones del cuerpo humano, de la perfección y del trabajo en equipo? Bueno, en principio diría que el cuerpo humano es un ejemplo de perfección y de trabajo en equipo porque todos los sistemas y componentes que lo conforman trabajan de una manera coordinada. Y aunque a Nick le hacen falta brazos y piernas todos los sistemas de su cuerpo se han adecuado para trabajar muy bien.

El cuerpo humano está formado por diez sistemas:

  1. Esqueleto,
  2. Sistema muscular,
  3. Sistema nervioso,
  4. Sistema cardiovascular,
  5. Sistema respiratorio,
  6. Sistema digestivo,
  7. Órganos sensoriales,
  8. Sistema endocrino,
  9. Sistema linfático y
  10. Sistema genitourinario.

Igualmente para que una empresa / organización trabajen casi de manera perfecta como el cuerpo humano hay que hacer las analogías correspondientes y verificar que tenga definidos, completos y/o adaptados los diez correspondientes sistemas. Ninguno de ellos es más importante que el otro, pues todos cumplen con una función específica que sin duda complementa y hace que los procesos sean más eficientes y efectivos en el logro del objetivo de sobrevivencia, crecimiento económico y desarrollo organizacional.

Además, partiendo de una definición decimos que Sistema es “El conjunto de partes interrelacionadas para cumplir con un propósito”. Así el cuerpo humano como un sistema tiene un gran propósito: “Vivir saludablemente por 70 u 80 años”. Y cada subsistema que lo conforma tiene un propósito específico también bien definido. Note usted que uno de los aspectos relevantes de este concepto es la interrelación de sus componentes porque sin interrelación no habría sistema y seguramente tampoco no habría logro de objetivos: seria solamente un montón de partes que no interrelacionan. Así que el secreto de este concepto esta en prestar atención a las interrelaciones.

Sistema en el cuerpo humano Sistema análogo con la empresa / organización Propósito del sistema de la empresa / organización
Esqueleto Estructura organizacional Enfrentar adecuadamente los retos
Sistema muscular Cantidad de colaboradores que “realmente” trabajan Lograr los objetivos organizacionales
Sistema nervioso Miembros del equipo directivo que “realmente” piensan Reaccionar oportunamente a los estímulos del medio ambiente externo e interno
Sistema cardiovascular Flujo de efectivo Mantener la organización en movimiento al contar con los recursos económicos necesarios
Sistema respiratorio Innovación Ser efectivo. Prepararse anticipadamente para los retos futuros
Sistema digestivo Ejecución del core business del negocio Ser eficiente. Lograr los resultados con el mejor aprovechamiento de los recursos
Órganos sensoriales Análisis del medio ambiente externo e interno de la organización Comunicar a toda la organización cualquier variación en la tendencia de los clientes, productos, mercados, competidores, aspectos políticos económicos, sociales, tecnológicos, financieros y operacionales.
Sistema endocrino Planeación estratégica Generar las estrategias corporativas que le permitan a la organización crecer y desarrollarse como un atleta de alto rendimiento
Sistema linfático Cobranza Mantener una cartera de cuentas por cobrar sana y al corriente
Sistema genitourinario Reproducción del negocio Clonar el éxito de la organización en otros mercados con recursos propios o de terceros

 

Equivalencia de cada sistema con la empresa / organización:

Sistema del cuerpo humano Equivalencia del sistema análogo con la empresa / organización
EsqueletoEsqueleto Diseño de la estructura organizacional. Hay que diseñar el tipo de organización, la cantidad de niveles jerárquicos y la cantidad de líderes de proceso en función del tipo de giro (manufactura o comercialización), del tipo de capital (público o privado), del nicho del mercado (producto en masa o producto especializado), del precio del producto (por volumen o por pedido), del tipo de producto (de consumo o de servicio), del grado de innovación requerida (acelerada o moderada), de la cobertura geográfica (local, nacional o internacional), del modelo de negocio (unitario, sucursal o franquicia), del uso de la tecnología (presencial o virtual). ¿Mi diseño de estructura organizacional corresponde a la combinación de las variables anteriores? ¿No tengo un cañón para matar moscas o no tengo un matamoscas para matar un elefante? Es decir, la organización debe tener una estructura suficientemente fuerte para enfrentar los retos en que se encuentra inmersa. Un niño tiene una estructura ósea que le permite jugar. Un adulto tiene una estructura ósea que le permite competir. Moraleja: Adecuar la estructura organizacional al momento histórico de crecimiento y desarrollo organizacional (infancia, adolescencia, juventud, madurez organizacional). Indicador del éxito: Monto de los ingresos per cápita por colaborador. Mayor cantidad de gente debe significar mayores ingresos. En épocas de “vacas flacas” la estructura debe adelgazarse y en época de “vacas gordas” la estructura debe eficientarse.
Sistema muscularSistema-Muscular Colaboradores que trabajan. Para obtener los resultados planeados se requiere realizar una cantidad específica de trabajo y hay que tener más que cantidad de gente, gente que realmente trabaja. En alguna ocasión le preguntaron a un director general “¿Cuánta gente trabaja en tu empresa?” y el contestó, “exactamente no lo sé, pero creo que la mitad”. Aunque este chiste puede dar risa, la verdad es que todavía en muchas empresas hay gente becada o muy lista que no produce lo suficiente. Por ejemplo, si en una clínica dental un doctor puede atender a un paciente cada hora y puede atender a 12 pacientes por día. Si se estima que este año vamos a atender una demanda promedio de 48 pacientes por día se esperaría que requiramos de cuatro doctores. Esta misma analogía aplica para vendedores que quieren captar clientes, para reclutadores que seleccionan y contratan personal y para cualquier otro puesto que tiene una capacidad delimitada. Obviamente, cada empresa debe tener sus propias estadísticas de gente requerida por función o debe tener un benchmark que le permita comparar sus resultados contra las mejores prácticas de la industria. Pero tener gente en exceso, gente que no contribuye directamente a los resultados del negocio o gente que no cumple con su descripción de puesto o gente que no aporta ideas y sugerencias de mejora o gente que no desempeña las estrategias y actividades de mejora encomendadas se convierten en grasa para la empresa. Moraleja: Tener la suficiente mano de obra para cumplir con los objetivos planeados. En casos de trabajos esporádicos, temporales o ajenos al negocio central puede ser subcontratado (con terceros o con proveedores). Indicador del éxito: Porcentaje de cumplimiento de los objetivos estratégicos.
Sistema nerviosoEsqueleto Equipo directivo que piensa. La rapidez con la que reacciona la organización a los cambios del medio ambiente hace la diferencia entre el vivir bien o el tener un accidente. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo tarda una persona en reaccionar ante la presencia de fuego o de alguna señal de peligro? ¿Cuánto tiempo tarda una organización en reaccionar ante la agresividad de una campaña publicitaria de un competidor o de la aparición de un nuevo producto en el mercado o de la alta rotación de su personal o de la falta de materia prima para fabricar un producto o de la falta de liquidez o de cualquier otro aspecto relevante para mantener la buena operación de la organización? Si los miembros del equipo directivo ante cualquier estímulo del medio ambiente están atentos para analizarlo y ponderarlo, pueden reaccionar rápida y adecuadamente para cumplir con su función de pensar y ayudar a toda la organización a vivir plenamente evitando un peligro potencial. Moraleja: Mantenga todos sus sentidos activos y preste atención a todo lo ve, oye y percibe dentro y fuera de su organización. Indicador del éxito: (1 – Porcentaje de “accidentes” empresariales) x 100
Sistema cardiovascularCardio-vascular Flujo de efectivo. La sangre es la vida de las personas. Igualmente el flujo de efectivo es la vida para las organizaciones. Tener en circulación la cantidad suficiente de recursos económicos para cerrar el ciclo completo de operación permite la tranquilidad de la organización. Tener los recursos suficientes para comprar materias primas, operar la maquinaria y equipo, pagar la nómina, invertir en actividades de publicidad y mercadotecnia, atender a prospectos y clientes, entregar el producto, financiar el ciclo de cobranza, etc. permiten que la organización siga invirtiendo en su crecimiento. Moraleja: Mantenga en movimiento su empresa / organización, usando moderadamente el financiamiento que sea necesario, siempre y cuando no hipoteque su futuro. Indicador del éxito: Saldo disponible al final del día, de la semana, del mes y del año.
Sistema respiratorioRespiratorio Innovación. “Lo único constante es el cambio” dijo Heráclito 500 años A.C. Por lo que lo aceptemos o no, lo entendamos o no, nos guste o no, la innovación y las mejoras son parte de la vida empresarial. Con apenas 230 años de vida post-industrial sin duda el ritmo de los inventos, los productos, los mercados y los negocios evolucionan a un ritmo vertiginoso en todos los campos del quehacer humano: vivienda, trabajo, sociedad, entretenimiento, tecnología, etc. pasamos de la comunicación cuerpo a cuerpo a la comunicación virtual asíncrona, de los viajes a caballo a los viajes a la luna, de la fruta recién cortada en la huerta a la comida enlatada, del baño semanal al baño diario, de la guerra con arco y flecha a la bomba atómica. Es decir, sin importar el tipo de empresa que tengamos tarde o temprano se convertirán en océanos rojos con una gran intensidad de competidores y habrá que estar atento a descubrir nuevos océanos azules donde haya mercados sin o con pocos competidores. Todo esto aunado a la tendencia de precios bajos, servicio personalizado, valores agregados, productos ecológicos y tecnología de vanguardia obliga a todas las empresas y organizaciones a tener la disciplina de mejorar e innovar continuamente en sus organizaciones lo que en otras empresas e industrias están utilizando como referencia industrial. Moraleja: La innovación no es una opción, es una obligación. Indicador del éxito: Porcentaje de los ingresos generados con los nuevos productos
Sistema digestivoDigestivo Ejecución del core business del negocio. Contestar las preguntas De todas las actividades que hacemos en nuestra organización dónde hacemos negocio? “Con qué productos generamos utilidades y rentabilidad? ¿En qué actividades somos expertos? ¿En qué procesos tenemos el know how que nos permite ganar mucho dinero? ¿Qué procesos o qué subprocesos puedo dejar de hacer sin afectar significativamente mis resultados? Cuando en la organización identificamos el core business (el negocio central) tenemos que concentrar todos nuestros recursos para que allí seamos los mejores y saquemos el mayor provecho económico y organizacional. Por ejemplo, Si el core business de una empresa es la manufactura de productos, entonces puede prescindir del diseño de productos, de la transportación de productos, de la comercialización de productos, de la contratación de personal, del desarrollo de software, de la vigilancia y de muchas otras actividades que no le agregan valor y tan solo le agregan costo. Al encontrar el core business se logra aprovechar al máximo los recursos económicos pues no hay necesidad de cubrir los errores e ineficiencias de otros procesos con los beneficios obtenidos en el core business. Moraleja: “Zapatero a tus zapatos”. Dedícate a lo que te deja dinero y beneficios. Déjale a otros lo que para ti no es negocio. Indicador del éxito: Porcentaje de utilidades o porcentaje de rentabilidad.
Órganos sensorialesOrganos-Sensoriales Análisis del medio ambiente externo e interno de la organización. ¿Te imaginas por un instante como sería tu vida si fueras sordomudo y ciego? Sin duda, sería un vida muy triste de no poder ver, hablar y escuchar toda la belleza que te rodea. También sería casi imposible que te pudieras percatar oportunamente de algún peligro. Bueno, pues así sería la vida de una organización que simplemente no está atenta a todos los cambios (bueno o malos) que ocurren a su alrededor. En consecuencia ni aprovecha las oportunidades, ni puede protegerse de las amenazas que se le pueden presentar. En el medio ambiente externo están todos aquellos eventos sobre los cuáles la organización no tiene ninguna injerencia y que de presentarse se convierten o en oportunidades o en amenazas. En el medio ambiente interno están todas aquellas actividades que dependen de la propia organización y toman el cuerpo de fortalezas o de debilidades. Y el éxito organizacional está en las fortalezas. El fracaso organizacional está en las debilidades. Moraleja: Abre todos tus sentidos y reacciona ante ellos, ya sea para avanzar o para protegerte. Indicador del éxito: Porcentaje de información utilizada para tomar decisiones.
Sistema endocrinoSistema -Endocrino Planeación estratégica. Se puede ser inteligente pero no necesariamente pensante dice Peter Drucker, de tal forma que si una organización quiere llegar a mayores alturas requiere de mejores pensamientos, de mejor talento y de mejores interrelaciones entre todos los recursos humanos, tecnológicos, administrativos y operativos. Es decir, cualquiera puede vivir o sobrevivir, pero no cualquiera puede lograr grandes hazañas ni cualquiera puede ser un atleta de alto rendimiento. Llegar a otro nivel de desempeño requiere que la organización tenga la capacidad para diseñar e implantar un Plan Estratégico que le ayude a descubrir y a generar nuevas formar de alcanzar nuevos objetivos y nuevos resultados cuantitativos utilizando al máximo sus glándulas. Imagine cómo puede un equipo de fórmula 1 cambiar una llanta en 4 segundos mientras que un chofer normal puede tarar hasta 40 minutos. O cómo puede una empresa tener presencia en 100 países mientras que otra apenas puede tener presencia en su colonia. Así de contrastante es la forma en que un Plan Estratégico va dictando la forma en que la organización va creciendo y desarrollándose. Tal vez solo un uno porciento de las empresas hacen procesos formales de Planeación Estratégica. Moraleja: No importa el tamaño de tu organización, sino lo que importa es el tamaño de las estrategias que eres capaz de imaginar y de ejecutar en tu organización. Indicador del éxito: Tasa de crecimiento anual en satisfacción de accionistas, satisfacción de clientes, satisfacción de procesos y satisfacción de colaboradores.
Sistema linfáticoSistema-Linfatico Cobranza. Las frases “La venta no se cierra hasta que se cobra”, “Hay que cobrar vendiendo”, y “Hay que vender cobrando” son muy significativas porque nos habla de la importancia de tener una cartera sana de las cuentas que nos deben nuestros clientes. Independientemente de que haya negociaciones de pagos de contado a 8, a 15, a 30 a 60 o 90 días, el sistema de cobranza deben funcionar de manera permanente desde que se genera la factura (se entrega la original — en papel o electrónico –, se genera el pronóstico de cobranza, se elaboran los estados de cuenta de cada cliente, se aplican los descuentos y notas de crédito, se da seguimiento vía telefónica, por correo postal, por correo electrónico) hasta que se recogen los cheques, se hacen los depósitos o se aplican las transferencias electrónicas. Sin cobranza no hay flujo de efectivo y sin flujo de efectivo no hay movimiento. Moraleja: Cobra todo lo que vendes. Si no te alcanza el efectivo entonces vende más o apaláncate más. Indicador del éxito: Porcentaje de cobranza oportuna.
Sistema genitourinarioSistema-urinario Reproducción del negocio. Tener descendencia en los negocios podrías significar tener nuevas unidades estratégicas de negocio, tener otros puntos de ventas, tener sucursales, abrir nuevos canales de comercialización o franquiciar el modelo de negocio, que generen ingreso adicionales. En la mayoría de los casos es necesario compartir la cultura organizacional y la gente con esos nuevos negocios para crear sinergia entre todos. En algunos casos el crecimiento es financiado con recursos propios de la organización y en otros casos, como las franquicias, se utilizan recursos de nuevos inversionistas. No todos los negocios están obligados a reproducirse, algunos permanecen sin hijos y sin clones. Lo importante es ser consistente con la Planeación diseñada para el crecimiento y desarrollo organizacional. Moraleja: Incrementa tus ingresos con o sin reproducción del negocio. Indicador del éxito: Porcentaje de participación de mercado.

 

Independientemente de que esta comparación pueda o no ser exacta, lo importante es la moraleja que sencilla y profundamente deja huella en los empresarios y directivos, porque sin duda, mantener en buenas condiciones la salud de una organización implica todo un reto humano y empresarial.

Saber que hay que cuidar y aprovechar al máximo los diez sistemas y los múltiples componentes dentro de la organización para crecer y desarrollarse por 70 u 80 años (más, en casos excepcionales) implica estar atentos como con nuestro cuerpo humano a cualquier detalle relevante anormal, que puede ir desde un sencillo dolor de cabeza hasta una migraña o hasta una cirugía de corazón abierto. La salud personal tiene un precio de alimentación, ejercicio y cuidados. La salud empresarial también tiene un precio de alimentación, ejercicio y cuidados.

Todos los sistemas y componentes (procesos, subprocesos, gente y actividades) dentro de la organización son importantes. La comercialización es importante al igual que la manufactura, la administración, las finanzas y la tecnología. El director es importante al igual que los gerentes, los ejecutivos, los mercadólogos, los diseñadores, los administrativos de ventas, los vendedores, los asistentes, la recepcionista y el vigilante. Los veteranos son importantes al igual que los de nuevo ingreso, los administrativos y los sindicalizados. La innovación es importante al igual que la ingeniería, la producción, el control de calidad y el aseguramiento de calidad.

En conclusión, así como cuidamos de nuestros órganos vitales como el cerebro, el corazón y los riñones y de los órganos no tan vitales como las manos, los ojos o los dientes, en la organización debemos cuidar los sistemas vitales y los no vitales porque el funcionamiento perfecto requiere la colaboración de todos en todo momento. Así como en el cuerpo humano y en la organización si algún miembro goza, también los demás miembros gozan, y si algún miembro sufre, también los demás miembros sufren. Y así como en el caso de Nick Vujicic que aún sin manos y sin piernas puede ser un triunfador, las organizaciones con algunas limitantes pueden también ser triunfadoras.

 

En GRUPO ALBE “Potenciamos y Liberamos los Recursos Competitivos Humanos y Empresariales®” de nuestros clientes. Estamos a tus órdenes para atender tus necesidades de capacitación, consultoría, asesoría y coaching.

Haz una cita con nosotros. ¡Llámanos de inmediato!
Nuestros teléfonos en la Ciudad de México son:
(55) 5310 0950, (55) 5310 4993.
O envíanos un correo a contacto@GrupoAlbe.com