Competidores sustitutos | La capacitación una necesidad en tu empresa

Una inducción bien ejecutada constituye la base de todas las expectativas y compromisos del colaborador.

La inducción puede ser denominada también como acogida; esta tiene como finalidad que el colaborador conozca más a detalle a la organización y las funciones de la misma, que se integre al puesto de trabajo y al entorno humano en el que trascurrirá su vida laboral.

Pareciera que es difícil pero no es así, es un hecho que cuando se contrata a alguien, dicha persona no viene con todo el bagaje que se necesita al 100%, ya que no tiene de entrada el conocimiento como tal de la organización, ello habla de no contar de inicio con todas las herramientas para laborar, porque no sabe cuáles son los objetivos y estrategias para poder lograrlos, en principio para esto se necesita una DNC completa que puede durar varios días y no solo en unas horas que dura este evento de inducción.

La DNC es un procedimiento que nos ayuda a conocer a fondo al colaborador, este se sentirá atendido y acogido si estamos de la mano con él, verificando sus nuevos pasos dentro de la organización, yo veo a la DNC como un medio humano de integración, crea un acercamiento con lazos fuertes, hace al candidato pensar que la organización se preocupa por él y sus necesidades de crecimiento y desarrollo, él mismo se vuelve cooperativo, activo, responsable, integrado y en ocasiones agradecido con una bienvenida enfocada a que ambas partes den lo mejor de sí para avanzar al unísono en el aspecto laboral y en ocasiones también en el personal.

En cuestión de la organización, cuando existe este tipo de comportamiento creando un DNC inicial, en pequeños grupos o individual, según sea el caso, se prevén muchos errores y se pone a la gente adecuada en el lugar adecuado, da garantías de lograr lo propuesto y contar con una rentabilidad precisa y la producción exacta, ya que se está dando valor humano al factor humano, es tan simple, es un mérito que se gana con el personal en donde se comenzaría a cambiar el mito o paradigma que la capacitación es aburrida, o que hay que acudir a fuerza, o que simplemente solo sirve como requisito; dándole un tono humano se puede conseguir que el personal en general cambie esta forma de pensar y rompa con este tipo de creencias que dañan a ambas partes, esto es lo que considero que puede lograr un DNC inicial.

Desde este instante (en la inducción) que es tan importante para conseguir una adecuada integración es en donde se pueden observar otro tipo de carencias, tal vez vislumbradas por el jefe inmediato de dicha persona, ya que aunque esté preparado para realizar determinada funciones, existirán procedimientos tal vez básicos que no maneje y que se tenga que empezar desde cero a enseñar, aquí el DNC es pieza clave para controlar errores debidos a carencias observadas en los primeros días en el área del colaborador.

Hay que recordar que todo nuevo integrante es un ente hasta cierto punto moldeable para las expectativas de la organización, cierto es que tiene cultura y valores propios, que su formación puede llegar a ser muy distinta en todo sentido a los que ya laboran en la empresa, pero por ello mismo es que existen carencias a cubrir que acaparándolas y atacándolas ayudarán a que la organización tenga colaboradores realmente rentables y comprometidos con sus acciones.

Cuando llega un nuevo elemento, su visión externa a la organización aún no se encuentra manipulada ni maleada.

Hablando de forma personal, en la última organización en la que colaboré, duré solamente unos días, la razón de inicio para decidir ya no formar parte de la institución, es que no me pude acoplar por que no conocía la organización, nadie se acercó desde el primer día hasta el último a decirme que necesitaba aprender o ellos que consideraban que tenía que conocer, no hubo inducción más que un simple CD en donde durante todo un día lo observe y repase alrededor de 7 veces, todo fue frío y poco humano, no me presentaron las instalaciones ni a mis compañeros, por supuesto DNC no aplicaban.

Lo extraño es ver que organizaciones como esta con 35 años que soportan su creación y actual existencia así como prestigio y fama, tengan esta falta de atención para integrar a sus nuevos colaboradores. Creo que hubiera podido aprender mucho, pero por desgracia no me dejaron, ya que la falta de inducción y de que ellos observarán en que me hacía falta mejorar o capacitarme impidió que me sintiera parte importante de la organización.

Considero trascendente que cuando llega un nuevo elemento, su visión externa a la organización aún no se encuentra manipulada ni maleada, puede dar puntos de vista sobre los aciertos y errores de misma más limpios y sanos, este puede dar pauta para hacer un DNC con lo que los nuevos ojos pueden considerar que no funciona. Es un dar – dar, un ganar – ganar.

Para finalizar, pienso que todo proceso de inducción pueden ir de la mano con un DNC ya definido y preestablecido, es el crear una prospectiva en la cual la organización de entrada “sabe” que van a existir carencias con el personal nuevo y que tiene que prevenir que esto no ocurra para beneficio de todos, dar un tiempo justo y evaluación después del mismo para medir resultados, es el brindar el apoyo adecuado para durante tal vez los primeros tres meses el colaborador este consciente de que va a conocer y tener una inducción general y específica certera y adecuada que cubrirá ambas necesidades haciéndolo sentir necesario para la organización.