Las CINCO consecuencias de depender de personas de alto desempeño

consecuencias depender

  • ¿Por qué preocuparme si hay alguien que hace bien el trabajo?
  • ¿En todos los puestos necesitamos brazos derechos competentes?
  • ¿Cómo encuentro a otras personas tan brillantes?

En los comics les dicen héroes, en las olimpiadas les dicen campeones, en ventas les dicen gorilas, en las empresas les dicen competentes y en todas partes siempre hay gente con un desempeño superior al promedio que recibe un título especial.

Algunos de ellos seguramente nacieron con algunas cualidades innatas, pero muchos otros, han cultivado ciertas cualidades que les ha permitido llegar a la posición en dónde están. Es decir, las personas extraordinarias son personas ordinarias que hacen cosas extraordinarias.

Es bueno, necesario y conveniente que en cada proceso de negocio tu tengas al menos a una personal de alto desempeño que pueda cubrir el puesto y las funciones críticas del proceso. Si tienes al gorila de las ventas, al doberman de la cobranza, al correcaminos de las entregas, a la hormiga trabajadora, a la tortuga cautelosa, y a todo un equipo de gente competente está muy bien y seguramente tu negocio va bastante bien y épocas difíciles estas personas brillantes te sacan adelante o inventan algo para sacarte adelante.

Pero ahora quisiera hacerte reflexionar acerca de cuáles son las cinco consecuencias a que te expones si esa persona se va de tu organización.

  1. No hay nadie más que pueda hacer el trabajo con la calidad y efectividad requeridos.
  2. Tu volumen de trabajo es reducido en comparación con el que lograrían dos o tres persona de su misma capacidad.
  3. Te puede chantajear continuamente, directa o indirectamente, con más y mejores sueldos y prestaciones.
  4. Tu dependes de él y no al revés.
  5. Tu estrategia depende de personas no de sistemas de trabajo.

Si haces una análisis de las causas que te han llevado a esa situación de depender de una sola persona de alto desempeño podrías descubrir allí junto con cada causa alguna solución al respecto.

Por ejemplo, podrías decir como causas:

  1. No me he dedicado a buscar a alguien más.
  2. No he encontrado a alguien más.
  3. No he capacitado a nadie más.
  4. Hay boicot de la persona de alto desempeño con los nuevos.
  5. Etc.

Hacer este análisis de tu situación particular te va  ayudar a minimizar los riesgos o bien a aceptar las consecuencia hasta que el riesgo de que esa persona se vaya, se enferme o se jubile se haga una realidad. No tomar ninguna decisión también es una “decisión”. ¿Qué quieres hacer? ¿Tomar la iniciativa de una gacela o esperar la velocidad de un perezoso? Toda decisión también lleva sus riesgos, algunos son más caros que otros. Tú decides.

Firma Bloog