Metodología Seis Sigma

Antecedentes

Los orígenes de 6 sigma son de 1988 cuando la empresa estadounidense Motorola resultó acreedora al premio de calidad Malcom Baldrige (E.U.A.), en donde se difundió la metodología por esta empresa denominada 6 sigma. Desde entonces, los grandes corporativos han adoptado el reto de contar con procesos dentro de 6 sigma. Esta metodología de calidad está enfocada a reducir la variabilidad de cualquier proceso existente, es decir, que se encuentre entre ± 6 veces sigma (desviación estándar) y a su vez, dentro de las especificaciones establecidas por el cliente.

Reducir la variabilidad requiere la utilización de proyectos de mejora continua que se apoyen fuertemente con técnicas estadísticas; es por esto que 6 sigma se complementa fácilmente con herramientas como la función de pérdida de Taguchi, la regresión, el diseño de experimentos, entre otras.

Descripción

Esta metodología no busca solamente mantener un sistema de calidad, sino exceder las expectativas de los clientes a través de la identificación de fallas en los procesos y la reducción de su variabilidad mediante el ciclo básico de la calidad; medir, analizar, mejorar y controlar.

El objetivo de 6 sigma es hacer que el 99.9999998% de los productos realizados se encuentren dentro de los límites de especificación, es decir, que por cada millón de productos solamente 0.002 se encuentren fuera de las especificaciones establecidas por los clientes. Lo anterior se considera cuando el proceso tiene una distribución normal centrada, es decir, cuando la media de la distribución coincide con el punto medio entre los límites de especificación, pero debido a que el 90% de los procesos tienen su media entre un rango de ± 1.5 sigma con respecto al punto medio de las especificaciones, esto genera que con el 99.99966% de los productos realizados se encuentren dentro de los límites de especificación y se cumpla con 6 sigma. En otras palabras, que por cada millón de productos realizados se encontrarán fuera de especificaciones 3.4 productos.

En la siguiente tabla se muestran los límites de especificación conforme sigma cuando la media de la distribución normal del proceso de encuentra entre ± 1.5 sigma, así como el porcentaje de productos que se encontrarán dentro de especificaciones y el número de productos que quedarán fuera de las especificaciones.

Límite de especificación

Porcentaje dentro de Especificación

Partes por millón, fuera de Especificación

± 1 sigma

30.23

697,700

± 2 sigma

69.13

308,700

± 3 sigma

93.32

66,810

± 4 sigma

99.379

6,210

± 5 sigma

99.9769

2.33

± 6 sigma

99.99966

3.4

La tabla anterior son los datos utilizados comúnmente para 6 sigma, pero idealmente, cuando el proceso tiene una distribución normal centrada, las cantidades son más estrictas, como se muestran en la siguiente tabla:

Límite de especificación Porcentaje dentro de Especificación

Partes por millón, fuera de Especificación

± 1 sigma

68.27

317,300

± 2 sigma

95.45

45,500

± 3 sigma

99.73

2,700

± 4 sigma

99.9937

63

± 5 sigma

99.999943

0.57

± 6 sigma

99.9999998

0.002

Las condiciones que se requiere para cumplir con 6 sigma serían, en primera instancia conseguir que el proceso tenga un comportamiento con distribución normal.

Posteriormente, buscar que la media de la distribución coincida con el punto medio de los límites de especificación del cliente o que cuando menos se encuentre entre ± 1.5 sigma. Las siguientes actividades serán aquellas que afecten directamente al proceso para que la distribución de la curva presente un achatamiento, lo que permitirá llegar paulatinamente a tener 6 sigma.

Beneficios en la organización

Al ser una metodología que busca reducir la variabilidad del proceso y como consecuencia la de los productos y que, además, se encuentren dentro de las especificaciones de los clientes, tener 6 sigma significa que el 99.99966% de los productos serán satisfactorios para el cliente, por lo que existirán menos devoluciones por parte de los clientes, con la consecuente reducción de costos para resarcir al cliente. Pero el impacto va más allá del porcentaje, ya que a partir de que un proceso se encuentra en ± 4 sigma, esto significa que más del 99% de las veces que se realiza está dentro de los límites de especificación, pero si ejemplificamos con una aerolínea que dice tener su proceso de aterrizaje en 4 sigma, quiere decir que por cada millón de aterrizajes, 6,210 presentan algún error al momento del aterrizaje que el cliente no quiere, a diferencia de una aerolínea que tenga 6 sigma que solamente presenta 3.4 aterrizajes fuera de las especificaciones del cliente, es decir, que presenten algún error al momento de aterrizar.

Es obvio que el cliente buscará a la aerolínea que tiene 6 sigma porque es menos remoto que obtenga un servicio fuera de sus especificaciones durante el aterrizaje. Es aquí en donde se ve el beneficio de contar con procesos 6 sigma, que genera una mayor confianza en los clientes actuales y potenciales. Se dice que Motorola ahorró más de 15 mil millones en 10 años con sus prácticas de 6 sigma y sin haberlo logrado todavía en muchas de sus operaciones.

Conclusiones

En cualquier organización se puede implementar 6 sigma, ya que en todas existen procesos, ya sean para otorgar un servicio o para realizar un producto tangible, y en cualquiera de estos procesos se pueden presentar fallas, por lo tanto es aplicable la metodología de 6 sigma que tiene como finalidad reducir a un mínimo el porcentaje de fallas.

La metodología 6 sigma es un camino más que conduce a la óptima implantación de un sistema de calidad y mejora continua, pero al igual que los otros caminos 6 sigma se va enriqueciendo con la aplicación de otras herramientas que tengan el mismo objetivo.

La gran diferencia entre 6 sigma y las otras herramientas de mejora continua, es que la primera es una metodología que tiene establecida una meta (3.4 defectos por millón), pero esto no quiere decir que solamente con 6 sigma se logre esta meta, ya que cualquier conjunto de herramientas bien aplicadas puede permitir la obtención de una meta similar, igual o incluso menor.

Se escucha fácil el cumplimiento de 6 sigma, y tal vez lo sea en algunos procesos sencillos o que tengan unos límites de especificación muy amplios, pero lograr que toda la organización, es decir, todos y cada uno de los diferentes procesos que se realizan cumplan con 6 sigma, para poder decir que la organización tiene una implementación total de esta metodología, no es tan sencillo.

Podemos decir que 6 sigma es lo más cercano a la perfección empresarial, porque reconoce que no existen procesos que se mantengan perfectos (con cero fallas), pero a su vez, intenta llegar a tenerlos. Como dicen los japoneses, “nada es perfecto pero todo es perfectible”, y en esa filosofía se encuentra 6 sigma.