Origen Biológico de la Administración 1ra. parte

Bisnes

Por Arturo Pérez Arteaga

Introducción

El presente capítulo corresponde a una muy breve descripción temporal de los eventos biológicos que se han requerido para llegar a la prestación de servicios y su administración ocurridos, desde el origen de la vida y durante su desarrollo en nuestro planeta, hasta la complejidad de la intrincada red de prestación de servicios administrativos globalizados que caracterizan a la sociedad humana actual que, finalmente, han producido la imperiosa necesidad de una mejor preparación de las nuevas generaciones para favorecer su prestación y sobrevivir de ello ante una ardua y creciente competencia.

 

Las ciencias biológicas como base de las ciencias sociales

Como profesional de la Biología, practicante y educador de las ciencias naturales, comparto el concepto de muchos filósofos naturalistas actuales (socio-biólogos) de que ninguna de las ciencias sociales es verdaderamente comprendida en su contexto global si no se conoce su antecedente biológico.

Hemos tenido la fortuna de haber nacido en una época en la historia de la humanidad en donde la ciencia física y biológica nos ha develado misterios inescrutables, inexplicables y generadores de mitos para múltiples generaciones humanas precedentes. Lo que antes era un misterio desconocido para el cual cada cultura generaba una explicación fantasiosa, ahora es enseñado a nuestros niños desde sus primeros años escolares.

Hoy forman parte de la Educación Básica temas como el sistema solar, la célula, el DNA, los microbios, la circulaciones arteriales y venosas, la evolución de las especies y la selección natural, por nombrar algunos ejemplos de lo que hace poco menos de dos siglos –cuando más –eran completamente desconocidos para el hombre.

Lamentablemente, muchas de las corrientes de pensamiento filosóficas y religiosas aún vigentes entre millones de seres humanos, nacieron milenios antes de que la humanidad adquiriese este tipo de conocimientos; los traemos impresos en la cultura de diferentes sociedades humanas y son a veces incompatibles con conceptos recientes, fundamentalmente para los no estudiosos de las ciencias biológicas.

 

Justificación y objetivos del capítulo

Este capítulo es un muy breve y sencillo intento de que el prestador de servicios administrativos conozca, de manera sencilla, el origen biológico de su actividad, como hoy la realiza en la sociedad humana. Sólo consta de conceptos históricos puntuales, interesantes analogías con los servicios de administración y algunos ejemplos prácticos. Únicamente hacemos una mención introductoria de vastos terrenos de las ciencias naturales; sin embargo, es un intento de presentarlos de una manera comprensible para el no experto en los temas de la Biología. Cada punto se toca de manera muy breve, a manera de resumen, y el lector podrá enriquecer su conocimiento, si lo desea, con la bibliografía presentada.

 

El gen como la unidad básica de la vida

El gen se define como la unidad mínima básica de almacenamiento de información de instrucciones de formación y función de los seres vivos y es también la unidad de la herencia, al transmitir esa información a la descendencia. Una definición un poco más técnica del gen es una secuencia lineal organizada de nucleótidos en la molécula de ADN (ácido desoxirribonucleico) -o ARN (ácido ribonucleico), en el caso de algunos virus, que contiene la información necesaria para la síntesis de una macromolécula con función celular específica, normalmente proteínas; pero también contiene la información necesaria para su propia síntesis.

El conjunto de genes constituye el software, las instrucciones básicas para la formación, funcionamiento, transmisión de información, reproducción, envejecimiento y muerte (no accidental) de un ser vivo; a este conjunto de genes, presente en todas las células de un ser vivo, se le denomina genoma.

El gen es entonces una molécula, un conjunto de átomos que adquirió la capacidad de replicarse a sí mismo en la prehistoria del origen de la vida. El gen codifica instrucciones básicas para la vida, incluso las instrucciones necesarias para construirse a sí mismo. El gen no es ficción o un concepto teórico-abstracto; el gen es química, exclusivamente una molécula con estructura química perfectamente definida, capaz de codificar información básica para la vida.

Hasta ese entonces los estudiosos de las ciencias naturales explicaban la conducta desde el punto de vista de los beneficios que trae al grupo o la especie. La sociobiología explica que el altruismo existe porque beneficia a los genes del individuo que la emite. La sociobiología propone que la selección natural actúa sobre el gen, no sobre el individuo y tampoco sobre el grupo.

El éxito reproductivo es de aquel individuo que lo obtiene por ser capaz de transmitir sus genes a la próxima generación. El padre de la sociobiología es Edward Osborne Wilson. La comprensión del origen real de las motivaciones conductuales de los seres vivos es la razón por la que hemos definido, para el no estudioso de las ciencias biológicas, el término gen en ésta sección.

Es muy importante, para quien estudia la administración de los servicios en la sociedad humana, conocer que la conducta social, la cooperación, el altruismo, el beneficio mutuo e incluso la conducta reproductiva, hoy la biología los entiende en función de si son benéficos para el gen en sí mismo. No se manejan más, en Biología, los conceptos de individuo, clan, raza o especie.

Recientemente, Robert Trivers, pensando en términos de un modelo gen-centrista, desarrolló la teoría del altruismo recíproco, por el que un organismo proporciona un beneficio a otro con la expectativa de una futura reciprocidad. La prestación de servicios en una sociedad humana y su consecuente administración, se fundamenta, sociobiológicamente, en el altruismo recíproco de la ventaja genética.

Cuando la conducta de los seres vivos es observada y estudiada desde el punto de vista de la selección natural del gen, es decir:

el aporte de beneficios a los genes del individuo que la emite.

Firma Bloog