Obtén un buen servicio de asesoría – paso 1 de 5

atencion-cliente

Cuando la intención de un empresario o directivo de una empresa es utilizar servicios de consultoría, bien vale la pena recordar que ellos deben tener una clara conciencia acerca del esfuerzo constante que tendrán que mantener a lo largo de todo el proyecto para que este llegue a buen final y sea exitoso. La satisfacción obtenida al final es similar a la que siente un padre que ve a su hijo llegar a los veintiún años y es responsable.

En ocasiones, algunas personas pudieran pensar que el hecho de contratar a un consultor significa que ellos ya se pueden olvidar del problema o proyecto en cuestión. Sin embargo, la realidad es otra porque finalmente el responsable del éxito o fracaso del proyecto es del empresario y/o directivo que contrató al consultor. Piense por ejemplo ¿Cuánto fue el esfuerzo que hizo usted la última vez que acudió a un doctor para que lo curase de alguna enfermedad? Aunque el doctor fuese una eminencia en su especialidad, si usted no siguiera al pie de la letra el tratamiento médico que le recomendaron, difícilmente se aliviaría de su enfermedad ¿verdad? Incluso, aunque se tratara de una cirugía mayor y el doctor hace la mayor parte del trabajo requiere que usted siga al pie las instrucciones para una adecuada rehabilitación. Lo mismo pasaría con una empresa que ha contratado al mejor consultor. Si no escucha los consejos de él y no está usted a su vez exigiéndole a él a su vez los resultados prometidos, tampoco usted obtendrá la satisfacción correspondiente al final del proyecto.

Los cinco principales pasos por los que atraviesa el proyecto son los siguientes.

  1. Contacto inicial
  2. Detección de necesidades
  3. Revisión de la Propuesta
  4. Negociación
  5. Desarrollo del Proyecto

Cada uno de ellos requiere del tiempo y del análisis adecuado por parte de los empresarios y/o directivos que están contratando directamente los servicios de consultoría.

Primer Paso: Contacto Inicial

Independientemente de la forma en cómo la empresa haya contactado al consultor (por recomendación, en el directorio, en la cámara nacional de empresas de consultoría, a través de conocidos, en alguna Universidad, en alguna conferencia o a través de algún libro o de alguna publicación), independientemente de la cantidad de consultores que la empresa haya invitado e independientemente de sí la primera reunión es individual o grupal con todos los consultores involucrados, se considera como contacto inicial el que ocurre cuando se conocen físicamente tanto la empresa como el consultor. El propósito del contacto inicial es determinar la capacidad técnica del consultor para resolver problemas de la empresa y/o para ayudarle a implantar exitosamente el proyecto de mejora requerido.

  • Las actividades que la empresa realiza principalmente en este contacto inicial son:
  • Presentar al consultor con cada una de las personas de la empresa que participarán en el proyecto y/o en la decisión de contratación.
  • Proporcionarle un panorama de la situación o el reto a que se enfrenta la empresa.
  • Reconocer la metodología que ofrece el consultor para implantar el proyecto de mejora.
  • Reconocer el curriculum del consultor.
  • Evaluar el perfil del consultor. Ver el capítulo anterior para más detalles.
  • Cuestionar al consultor sobre como manejaría aspectos como el trabajo en equipo, los resultados del proyecto, la forma de manejar los conflictos que puedan surgir, etc.
  • Entrevistar al consultor sobre sus conocimientos y experiencia en la industria y/o en el éxito de su metodología con otras empresas.
  • Determinar la calificación técnica de aptitud y actitud del consultor.
  • Determinar si se le autoriza a realizar o no la detección de necesidades, cuando esta sea aplicable.
  • Determinar si vale la pena invitar al consultor a presentar una propuesta formal.
  • Obtener una fecha y un compromiso del consultor para presentar una propuesta formal.
  • Responder a las preguntas del consultor.

 Las actividades que el consultor realiza principalmente en este contacto inicial son:

  • Comprender la situación que vive actualmente la empresa.
  • Recopilar la información necesaria para poder hacer una propuesta realista.
  • Cuestionar a la empresa sobre los aspectos pertinentes relacionados con el proyecto: estructura organizacional, niveles de venta y utilidad de años anteriores, planes y proyectos, objetivos, metas, resultados y estadísticas, actitud y disposición de cada uno de los niveles jerárquicos, experiencia preliminar de la empresa en consultoría, etc.
  • Evaluar la cultura organizacional y reconocer las condiciones necesarias para implantar un proyecto de esta naturaleza.
  • Evaluar el compromiso moral y económico de la empresa para implantar el proyecto.
  • Determinar la necesidad de hacer una detección de necesidades antes de presentar una propuesta.
  • Determinar si está interesado o no en colaborar en el proyecto de la empresa.
  • Darle a la empresa una fecha para presentarle una propuesta escrita.

Este contacto inicial se podría prolongar dos o tres reuniones con los consultores invitados para conocerlos más a fondo.

Los pasos siguientes los continuará la empresa con los consultores que tengan la disposición y capacidad técnica para resolver exitosamente el problema y/o el proyecto planteado:

  • Detección de necesidades
  • Revisión de la Propuesta
  • Negociación
  • Desarrollo del Proyecto

Firma Bloog