¿Qué es Estratégia Empresarial? | Estratégia necesidad fundamental del crecimiento

Analogía empresarial

1. Hay una estrategia detrás del éxito de cada negocio y organización. El posicionamiento que tiene Europa en la mente del turista es innegable por la gran cantidad de recursos comerciales, mercadológicos, financieros, políticos y sociales que inyectan para ser la primera opción del turismo internacional. De hecho, Francia y España están dentro de los primeros cinco lugares de captación internacional de turistas.

La moraleja para los empresarios y directivos es que necesitan una fuerte pasión, energía y recursos para alcanzar sus sueños de crecimiento y desarrollo organizacional. Esta estrategia debe ser obligatoriamente definida y plasmada por escrito y periódicamente revisada y mejorada. Es como un náufrago que nada hacia una isla, necesita mirarla continuamente para ir ajustando su trayecto. Sin duda, el éxito empresarial en la mayoría de los casos es consecuencia natural y directa de un esfuerzo planeado que dirige el equipo directivo correspondiente (la alta dirección de cada organización).

2. Hay un conjunto de objetivos estratégicos, entre los que destaca el de captar un mínimo de turistas internacionales en el año y en un periodo de años. Imagínate el esfuerzo que implica por ejemplo para Francia atraer 80 millones de turistas año por año. Es una locomotora perfectamente aceitada para asegurar que todas las partes interesadas conocen el objetivo, los indicadores y las metas estratégicas. Y esta meta macro sirve de referencia para que todos los procesos financieros, comerciales, administrativos, humanos y tecnológicos definan sus propias metas micro.

La moraleja para los empresarios y directivos es que cuando definen metas cuantitativas claras hay un destino al cual llegar y como decía el Dr. Deming “trabajar mucho no es lo mismo que trabajar inteligentemente”. Sin duda, el éxito empresarial en la mayoría de los casos es una consecuencia natural y directa de definir los objetivos estratégicos de la organización. En GRUPO ALBE entendemos por objetivo estratégico el resultado cuantitativo crítico y vital para la continuidad de la operación. Haciendo una analogía con el cuerpo humano, el corazón, los riñones y el cerebro son órganos críticos y vitales para la continuidad de la vida del ser humano. Un objetivo siempre lleva una meta cuantitativa, porque decir “échale ganas”, “trabaja más”, “piensa”, “apúrate”, etc. no son objetivos estratégicos, sino son solamente buenos deseos. Y en aras de tener un equilibrio en los objetivos estratégicos es conveniente definir objetivos de cinco perspectivas fundamentales, en base a la propuesta de los padres del Balanced Scorecard (Dr. Norton y Kaplan):

1) económico-financieros, 2) comerciales, 3) de procesos (procesos estratégicos orientados al cliente, procesos de apoyo, orientados a los procesos estratégicos y procesos de innovación de productos), 4) de desarrollo humano y de desarrollo tecnológico. La cantidad promedio de objetivos estratégicos por perspectiva es de 2.5. En una organización PyME se pueden tener entonces al menos 4 objetivos estratégicos y un promedio de 10 objetivos estratégicos. Tener más objetivos estratégicos depende de la experiencia previa en el manejo de estrategias empresariales, del tamaño de la organización, de la cantidad de unidades de negocio, del rezago estratégico en el mercado, etc.

3. Hay proyectos de mejora que generan sinergia entre los países de la comunidad europea y entre todas las partes interesadas (servicios de transportación aérea y terrestre, hoteles, operadores turísticos, ciudades, oferentes de servicios, etc.). Por ejemplo, los proyectos de remodelación de aeropuertos, carreteras, museos, edificios y hoteles, los proyectos de generación de nuevas rutas y circuitos turísticos, etc.

La moraleja para los empresarios y directivos es que una vez que has definido tus objetivos estratégicos necesitas contestar la pregunta “cómo de forma contundente puedo alcanzo dichos objetivos estratégicos”. Cada “cómo” implica definir un “proyecto de mejora”, una “iniciativa” o un conjunto de acciones. Es decir, dentro de la estrategia empresarial de cada organización puede haber al menos un proyecto de mejora por cada objetivo estratégico. La cantidad promedio de proyectos de mejora por perspectiva es de 2.5. En una organización PyME se pueden tener entonces tantos proyectos de mejora como objetivos estratégicos y un promedio de 2.5 proyectos de mejora por cada objetivo estratégico.

10 Resultados clave de una planeación estratégica

 

Contenido de la estrategia empresarial basada en las metodologías de GRUPO ALBE

El diseño o rediseño de estrategias empresariales basado en las metodologías de consultoría de GRUPO ALBE CONSULTORÍA, S.A. DE C.V. incluye tres componentes con los que con nuestros clientes “Incrementamos el valor y Potencial de tu empresa”.

Tema estratégico Contenido
1) Directrices Estratégicas 1.1 Nuestro negocio
1.2 Unidades de negocio
 Visión de negocio
 Misión de negocio
 Disciplina de negocio
1.3 Valores organizacionales
2) Tablero de Control (Balanced Scorecard) 2.1 Objetivos estratégicos
2.2 Indicadores Estratégicos
2.3 Metas Estratégicas
3) Proyectos de Mejora 3.1 Programas de trabajo
3.2 Responsables
3.3 Actividades (acciones)
3.4 Fechas de cumplimiento
3.5 Presupuesto

Conclusión

Y así como para los turistas, muchos de estos aspectos de la estrategia empresarial (organizacional) no son conscientes, igualmente para los clientes de la organización muchos temas de los que hay debajo del “iceberg” de la estrategia empresarial no son conscientes. Sin embargo, hay una gran diferencia entre una organización que tiene una estrategia y quien no la tiene. Es como disfrutar la calidad de un producto, notamos más fácilmente las fallas que los aciertos.

Pero el hecho de que los accionistas no perciban la estrategia empresarial orientada a satisfacer sus necesidades y expectativas y que los clientes no perciban la estrategia empresarial orientada a satisfacer sus necesidades y expectativas, no significa que los empresarios y directivos puedan darse el lujo de no hacer ningún proceso de planeación estratégica, porque sin importar el tamaño de la organización o el tamaño de sus expectativas, tener un plan estratégico, diseñar e implantar una estrategia empresarial es como tener un mapa, una brújula o un GPS que te incrementará la probabilidad de llegar a tu destino.

No tener tu estrategia empresarial definida te incrementará la probabilidad de no llegar a tu destino. Así que independientemente de que personalmente te guste o no planear, para las organizaciones PyMES y grandes, públicas y privadas, con y sin fines de lucro, el tener un esbozo de planeación es una necesidad básica de sobrevivencia, de crecimiento económico y de desarrollo organizacional.