Sistema de Gestión | La  seguridad es parte fundamental de la calidad

“La preocupación por el hombre y su seguridad siempre debe ser

el interés principal de todos los esfuerzos.”
Albert Einstein
 

Actualmente la seguridad industrial está en segundo o tercer plano dentro de las actividades de algunas empresas, en relación a las actividades de producción, finanzas o calidad.

Éstos enfoques eran normales observarlos en las empresas pequeñas, medianas o grandes. En la actualidad deberíamos hablar más de la seguridad industrial con la plena confianza de que al tener un lugar seguro y de acuerdo a las condiciones para desempeñar una función, los conceptos de producción, calidad y costos se dan en automático, esto de acuerdo a los expertos se debe sustentar con la parte de capacitación para aumentar la eficiencia y la eficacia de nuestro personal y de los procesos. Gráficamente quedaría como sigue:

Explicando un poco más a fondo la gráfica anterior deberíamos empezar con hablar del recurso humano dentro de una organización, ¿Cómo vemos a nuestros trabajadores?, tratándolos de separar como trabajadores administrativos (cualquier actividad detrás de un escritorio) y trabajadores operativos (cualquier actividad en alguna línea de producción).

Todos los trabajadores son expuestos a condiciones que pueden ser en un momento dado o a través del tiempo perjudiciales para la salud, pueden ser ya sea contaminantes, de riesgo físico, patógenos o simplemente problemas que repercutan en la salud física de un individuo.

Según la regla de oro de las empresas el 90% de los accidentes que suceden en una empresa son debido a la negligencia del trabajador, pero podemos evaluar la situación y podemos concluir que una persona no realiza una determinada actividad por tres razones fundamentales (en el mejor de los casos):

  1. No lo quiere hacer
  2. No sabe como hacerlo
  3. Nadie le ha dicho que lo tenga que hacer

El punto 1 lo podemos combatir con la sensibilización hacia el personal para que entienda que lo debe de hacer por que es su trabajo y para eso se le paga.

 El punto 2 lo podemos combatir con la capacitación, apostarle a esta parte que tanto le tenemos miedo y no lo vemos como inversión si no como un gasto que no dejará nada provechozo.

 El punto 3 lo podemos combatir con un buen plan de actividades (descripciones de puesto), contratando personas que cumplan con un perfil de puesto determinado y nuevamente, con un buen plan de capacitación.

Cuando se nos ha informado de ha ocurrido un accidente de trabajo y decidimos hacer la investigación, tratamos en gran medida de no impactar en nuestra prima de riesgos, esto es, se pueden llegar a ocultar, esto definitivamente no nos ayuda para atacar la causa y evitar de que ocurran y esto por ende no nos deja ver el impacto en nuestra organización.

Este impacto volviendo a las gráficas anteriores y resumiendo lo comentado, podemos observar que mientras existan accidentes de trabajo, la producción se ve mermada porque el personal de alguna forma se ausenta de su lugar de trabajo por un rato o por un largo tiempo en casos extremos cuando se trata de una incapacidad parcial permanente (por ejempo: amputaciones), esto impacta también en la calidad, ya que tenemos que suplir esta ausencia con una persona que no tiene las habilidades del que dejo el lugar y por ende los costos se incrementan si hay que reprocesar el producto que ha resultado de lo anterior o simplemente la prima de riesgo sube.

Por eso mis amigos yo le he apostado a la seguridad apegada por supuesto a la capacitación y si somos exigentes con un sistema de gestión de la calidad (pónganle el nombre que quieran: ISO 9000, círculos de calidad, calidad total, etc.) en donde podemos visualizar los eventos desde un punto de vista objetivo y así tomar decisiones que nos permitar mejorar día con día.

La seguridad industrial tiene impactos realmente importantes en la vida laboral de un trabajador, (siendo la actividad de cualquier naturaleza que se realice), por ejemplo el que está pegado todo el día a la computadora (problemas visuales a largo tiempo – reversibles o irreversibles) o el que está lidereando una junta en una sala y existen cables por doquier que puedan causarle un resbalón, caer y golpearse o más grave aún cuando está expuesto a herramientas, maquinaria o actividades que por su naturaleza puedan causar un daño físico irreversible (ruido – sordera, troqueles – amputaciones, riesgos eléctricos – electrocutaciones, etc.).

La seguridad industrial no es otra cosa que salvaguardar la integridad física de un individuo y la responsabilidad recáe en los directivos de una organización, porque el saber que una persona llega sana y salva a su lugar de trabajo, implica que de esa misma forma tienen que llegar de vuelta a su hogar, la pregunta ahora es ¿cómo lograrlo? es simple cuando se invierte en un programa de seguridad, este programa debería incluir capacitación, análisis seguros de trabajo, procedimientos seguros de trabajo, pausas de seguridad, supervisión, programa de combate contra incendios, programa de protección civil, entre otras actividades concernientes al enfoque de las actividades del trabajador.


Aquí quiero hacer un paréntesis y compartir una experiencia en la que tuve participación directa, les quiero transmitir el sentimiento que experimenté cuando un operador de una máquina troqueladora tuvo la desgracia de perder parte de su mano derecha, para ser preciso perdió 4 dedos, el índice, el medio, el anular y el pulgar; pude ver en su rostro el dolor, la desesperación, el enojo y también la preocupación de qué es lo que vendría después; tratamos de tranquilizarlo, pero no existen palabras de aliento en esos momentos. Lo difícil vino después del accidente cuando fue trasladado a la unidad de salud y él sabía que jamás vería nuevamente sus dedos, la recuperación realmente es difícil.

El avisarle a sus familiares del desafortunado evento, la reacción es devastadora, pero esa parte alguién le toco hacerla; una vez ocurrido el evento, hacer la investigación del accidente y darte cuenta que se pudo haber evitado con una simple reparación del dispositivo de seguridad, en este caso la máquina se opera con una doble botonera para que el operador use las dos manos fuera de la máquina mientras toma carrera y baja el troquel.

¿A quién culpar? el operador tenía conocimiento y sabiendo del riesgo operó la máquina con la seguridad de que no le pasaría nada, o el supervisor de producción que permitió por exceso de producción que la máquina fuera usada, o el responsable de mantenimiento quién explicó que como el dispositivo llegaría más tarde no tomo la provisión necesaria, o el coordinador de seguridad industrial, que teniendo conocimiento de todo el evento no clausuró la máquina para que ésta no fuera operada.

Ahora ya no importa quién fue el responsable, lo único importante es que sabemos que para una persona su vida ya no será la misma y ha cambiado radicalmente.


Por eso, dentro de las tareas para ejercer una actividades el equipo de protección personal (epp) juega un papel fundamental para tener prevención de algún accidente y por supuesto su buen uso (capacitación), además tenemos que considerar siempre un buen proveedor integral que suministre todos los elementos necesarios para sustentar una empresa de acuerdo a las necesidades que un trabajador requiera para desempeñar sus actividades sin riesgo de accidentarse.

Ahora bien, si tomamos en cuenta que deberíamos tomar conciencia de las actividades que estamos realizando para elaborar un producto y el impacto que estamos dejando ecológicamente y que tarde o temprano la madre naturaleza nos lo cobrará, independientemente que existe una regulación gubernamental, debemos de sentarnos a analizar si estamos o no contaminando el ambiente por emisiones a la atmósfera, contaminación del agua y suelos, etc. Ese sería otro tema de análisis, sin embargo el comentario cabe en éstas líneas.

Cuando tengamos problemas de accidentabilidad en nuestro lugar de trabajo podemos estar seguros que ésto está impactando la producción, la calidad y los costos operativos de cualquier producto o actividad que involucre a nuestros procesos.

Dentro de este mismo contexto es necesario tocar temas como la calidad relacionada con la seguridad, cuando nosotros hemos apuntado y apostado totalmente a la calidad y hemos decidido invertir en un sistema que nos permita controlar las actividades de nuestros procesos, es ahí cuando decimos que todas o cualquier actividad se puede colgar del sistema adoptado.

Si tuvieramos un sistema de gestión de la calidad, por ejemplo bajo la Norma Internacional ISO 9000 nos enfocaríamos a la administración de los recursos. Y así observando las necesidades del personal podemos combatir los riesgos que aquejan a nuestra fuerza laboral y solo así poder llegar a la excelencia de un producto, no viendo al producto como el resultado perfecto de un proceso, sino como un producto que ha sido elaborado y controlado por expertos que han dejado su conocimiento, su tiempo y su esfuerzo.


Un sistema de gestión de la calidad puede resultar muy bueno como prevención y empleando herramientas adecuadas para bajar el riesgo de la accidentabilidad de nuestros trabajadores, podemos estar hablando entonces que estamos haciendo calidad en serio.


En Grupo Albe Consultoría, te apoyamos con servicios de capacitación, consultoría y coaching empresarial. ¡Llámanos inmediatamente! #GrupoAlbe.

Somos expertos en planeación estratégica, estrategia empresarial, sistemas de gestión (ISO 9000, ISO 14000, ISO 27000, ISO 31000, ISO 45000) manuales de políticas y procedimientos, procesos, reingeniería, protección civil, desarrollo humano y desarrollo empresarial.


¡LLÁMANOS!  AHORA PARA HACER UNA CITA NO ESPERES MÁS
COMPARTE ESTE CONTENIDO CON TU COMUNIDAD EN REDES SOCIALES DANDO CLIC EN LOS BOTONES DE ABAJO.

Firma Bloog

Consulting
Club®

Albe Consultoría

La primera membresía individual donde como socio recibirás coaching, capacitación y consultoría ONLINE permanente sobre temas fundamentales para tu crecimiento y desarrollo personal y empresarial.