Estrategia Empresarial | Características de una Planeación Estratégica

empresas-pymes (2)

Es un proceso administrativo que le ayuda a los directivos de una empresa u organización a diseñar objetivos y estrategias de alta contribución que les permita alcanzar su Visión y su Misión de Negocio. Dentro de este proceso de Planeación Estratégica los directivos recopilan, analizan y sintetizan la información más relevante del medio ambiente interno (resultados, finanzas, colaboradores, tecnología, operación, administración, etc.) y del medio ambiente externo (clientes, mercados, productos, competidores, aspectos políticos, económicos y sociales, etc.) en que vive inmersa la empresa u organización.

  • El Plan Estratégico es como el ADN del ser humano que, de manera asombrosa, le indica al cuerpo humano cuándo y cómo crecer.
  • El Plan Estratégico es como el libreto dentro de una obra de teatro; les señala a todos los personajes cuándo y cómo entrar en escena.

El Plan Estratégico es como el mapa que guía a un turista a su destino; le muestra todas las opciones y caminos que tiene para llegar a donde quiere ir. Es decir, la Planeación Estratégica es una herramienta que le permite a la empresa u organización descubrir las oportunidades que el mercado le ofrece para alcanzar la meta que se haya propuesto. Por ejemplo, una empresa privada seguramente busca obtener utilidades; una organización pública busca dar empleo y bienestar social; una organización de la sociedad civil busca atender a un sector desprotegido de la sociedad (niños de la calle, jóvenes drogadictos, mujeres maltratadas, etc.)

Nuestro modelo de consultoría de Planeación Estratégica (Modelo PLANES®) para generar estrategias es adecuado para que el dueño, empresario y miembros del equipo directivo de una empresa u organización aprendan a pensar de manera conjunta y compartan y expandan su visión acerca de la realidad en la que vive inmersa la propia organización. Este camino es como tener un helicóptero que sobrevuela por encima del laberinto en que se encuentra la organización. Desde esa altura se puede ver con mayor claridad el mejor camino que debe tomar la organización para alcanzar sus objetivos estratégicos.

Por supuesto, como decía Thomas Alva Edison: “El éxito requiere un uno porciento de inspiración y un noventa y nueve porciento de transpiración”. El trabajo en equipo requiere, primero, de pensar en cómo alcanzar el objetivo y, segundo, trabajar todo el año para convertir las estrategias y acciones en realidad.

Si una empresa u organización aprende a pensar, generará estrategias que contribuyan al logro de sus objetivos haciendo honor al gran privilegio de la raza humana de usar su inteligencia para el bienestar común. Pero, por otro lado, si una empresa u organización NO aprende a pensar, generará estrategias y actividades de manera instintiva que le permitirá, sólo en pocas ocasiones, alcanzar los objetivos que se propone.

El pensar ayuda al crecimiento y al desarrollo y no hacerlo sólo ayuda a la supervivencia, en el mejor de los casos. El pensar suma, el no pensar resta. El pensar multiplica, el no pensar divide. Por ello, dos preguntas finales de reflexión son: ¿Serán mejores las estrategias instintivas que generan los animales para sobrevivir? ¿Serán mejores las estrategias pensadas que generan las personas que dirigen una empresa u organización para sobrevivir, crecer y consolidarse en este mundo cada vez más competido?

¡Llámanos y juntos implementemos un Plan Estratégico para el crecimiento de tu Empresa o Negocio?

 

Firma Bloog