Qué es Estrategia Empresarial | La Gente Competente

  • ¿No te gusta la gente que no cumple con sus objetivos?
  • ¿Crees que la irresponsabilidad es contagiosa?
  • ¿Es difícil volar con tortugas?

Generalmente en las olimpiadas vemos dos clases de atletas: Los que van por una de las tres medallas (oro, plata, bronce) y los que simplemente van a participar y a pasear. Los primeros pasan a la historia y generalmente son recordados de muchas maneras, mientras que de los segundos, casi nadie se acuerda al paso de los años.

Así también dentro de las empresas, podemos ver dos clases de colaboradores, los que tienen las competencias para ganarse una medalla y los que parecen plantas de ornato que solo están de adorno.

Si pudiéramos hacer una analogía de los colaboradores que gana medallas diríamos lo siguiente:

  1. Los que ganan la medalla de oro son los que siempre están en el primer lugar de todo: por sus resultados, por sus propuestas de mejora, por su disposición a aprender, por su actitud de servicio, por sus metas, etc. Son gente muy importante dentro de la empresa porque todos ellos demuestran que en la cultura organizacional hay posibilidades de sobresalir, e independientemente de los premios, aplausos y reconocimientos que se les pueda dar, la mayoría de ellos lo hacen porque es una forma personal de ser. Son triunfadores que no son conformistas y que siempre están luchando por romper sus propios récords. Su alimento es el reto de lo imposible.
  2. Los que ganan la medalla de plata son los que siempre se están esforzando por destacar en las áreas en que trabajan: ventas, producción, operaciones, almacén, administración, tesorería, contabilidad, compras, etc. Generalmente son buenos amigos y compañeros de trabajo. Son el mejor complemento de los medallistas de oro, pues ejercen una presión sana sobre ellos. Son hombres y mujeres que logran sus sueños a base de muchos esfuerzos, siempre luchan por mejorar. Su alimento es la aspiración de obtener una medalla de oro la próximo semana, el próximo mes o el próximo año.
  3. Los que ganan la medalla de bronce son los que están en un proceso de maduración, todavía están entendiendo y perfeccionando su trabajo. Son gente que se integra dentro de los equipos de trabajo y se juntan con los medallistas de oro y plata para aprenderles todos sus trucos finos y sacarles el mayor provecho posible. Son buenos aprendices, muy preguntones y que siempre están buscando oportunidades de entrenar y convivir con los medallistas de oro y plata. Su alimento es el reto del aprendizaje.

Si como empresario, directivo o ejecutivo estas ocupado y preocupado en tener gente competente, es necesario que tengas en tu selección y en tu equipo gente sana que además de generar beneficios para sí mismo y para su familia tenga el compromiso de generar también beneficios para el crecimiento y desarrollo de tu organización. Los atletas de alto rendimiento son los principales promotores del cambio y mejora en tu organización.

Y debes tener un buen balance de gente de experiencia y empuje con gente joven y de también de mucho empuje. Hay que seguir apoyando a que los viejos puedan y si los jóvenes sepan. Solo con gente competente se pueden tener empresas y organizaciones competentes.

¿Qué debes hacer con todos los demás atletas de bajo rendimiento? Esa será cuestión de otro análisis posterior.